Aceituna

Como todas las aceitunas, en su origen son verdes, a no ser que se las deje madurar en el árbol. En ese caso, el verdor deja paso a los tonos rojizos, violáceos, parduzcos e incluso profundamente negros.

Mostrando el único resultado